Encuentra el soporte preciso para tu pie con la guía de tipos de pisada de New Balance. El calzado con el soporte adecuado es tan importante como encontrar la talla correcta. Encontrar los tenis que se acoplen mejor a ti, te ayudará a lograr tus objetivos de entrenamiento con la mayor comodidad.


Para encontrar el tipo de amortiguación adecuada para tu pie, te recomendamos un análisis de marcha o un escaneo del pie. Puedes hacerlo en tiendas con un vendedor especializado, que pueda decirte con precisión cómo pronan tus pies y tu tipo de arco. Es útil llevar tus zapatos a la tienda para analizar el desgaste y recibir comentarios o recomendaciones adicionales. Si usas algún tipo de aparato ortopédico, tráelo también a la tienda. Recuerda que es muy común que un pie tenga un tipo de arco y el otro pie tenga otro tipo de arco.


Hay 3 tipos de arcos del pie (arco alto, arco medio y arco bajo). Estos tipos de arcos ayudan a determinar si tus pies experimentan sobrepronación, subpronación (supinación) o si tus pies permanecen neutrales cuando están en movimiento. Dependiendo de tu tipo de pronación, necesitarás tenis para estabilidad (arcos medios), control de movimiento (arcos bajos) o zapatos con amortiguación neutral (para arcos altos).


Los pies que están neutrales o van hacia afuera o supinan cuando están en movimiento generalmente necesitan tenis con amortiguación neutral. Los pies que van hacia adentro cuando están en movimiento necesitan tenis con tecnología de estabilidad. Estos tenis suelen tener una construcción más firme en la parte media, lo que ayuda a reducir la velocidad de pronación. Los pies que van excesivamente hacia adentro al caminar o correr generalmente necesitan tenis con control de movimiento. Estos tenis suelen tener un soporte adicional incorporado en las partes media y lateral, como una especie de barandilla, para ayudar a corregir este problema.


Mientras más pronto determines el tipo de apoyo que tus pies necesitan, más rápido podrás comenzar a aprovechar al máximo tus entrenamientos y lograr la comodidad óptima para tus pies todos los días. Dado que tus pies pueden cambiar de pronación con la edad, te sugerimos que visites una tienda especializada una vez al año para verificar el tamaño, el ancho y el tipo de soporte ideal de tu calzado.